ICC Chile

Historia

Hace más de 90 años, un grupo de empresario, Industriales, financistas y comerciantes decidieron crear una organización que representara sus intereses en todo el mundo. Estaban decididos a cambiar la situación de devastación y desconsuelo tras la Primera Guerra Mundial. Fue así como en 1919 y bajo un espíritu de amistad y cooperación internacional, fundaron la Cámara de Comercio Internacional (ICC, International Chamber of Commerce) y se llamaron a sí mismos los “mercaderes de la paz”.

Hasta hoy la misión central de la ICC se ha mantenido inalterada: servir a los negocios internacionales a través de la promoción del comercio y las inversiones, la apertura de los mercados de bienes y servicios, y el libre movimiento del capital.

La fuerza que adquirió rápidamente esta nueva organización se debió al entusiasmo de su primer presidente, Etienne Clémentel, ex ministro de comercio francés. Bajo su liderazgo, se estableció el Secretariado Internacional de la ICC en París y se realizó su primera reunión internacional en Atlantic City, Estados Unidos, poco después de finalizada la guerra, la cual reunió a los líderes empresariales de los países aliados. La ICC ha evolucionado bastante desde entonces, especialmente en su expansión, contando actualmente con cerca de 130 países miembros.

Tradicionalmente, la ICC ha actuado en nombre de los negocios, representándolos frente a los gobiernos y organizaciones intergubernamentales. Su primera intervención fue en la Comisión Dawes, en 1924, donde preparó el tratado sobre las reparaciones de guerra. Un año antes ya había creado la Corte Internacional de Arbitraje, cuyo objetivo central era la resolución pacífica de los conflictos comerciales internacionales.

Poco después de la creación de las Naciones Unidas (ONU,1945) y luego de observarse el impulso que la ICC tuvo sobre los luego de la depresión económica y la Segunda Guerra Mundial, y considerando la amenaza que el creciente nacionalismo y proteccionismo implicaba sobre los flujos internacionales del comercio, se concedió a la ICC el más alto nivel de organismo de asesoría y consulta para la nueva organización y sus agencias especializadas. Desde esa fecha, la ICC ha asegurado que las posturas empresariales reciban una adecuada consideración frente en la ONU y otras instancias de deliberación intergubernamentales.

En los años ’80 y principios de los ’90, la ICC se manifestó en contra de las tendencias proteccionistas que resurgían con fuerza en todo el mundo, materializándose en acuerdos comerciales bilaterales que preveían restricciones unilaterales a las importaciones y exportaciones.

Luego del fin de los bloques comunistas en Europa del Este y de la Unión Soviética, la ICC se enfrentó al desafío de tratar de promover la consolidación del sistema de libre mercado y la conveniencia de los procesos de apertura y privatización de las empresas. Asimismo, buscó consolidar su presencia en Asia, África, América Latina, Medio Oriente y entre las emergentes economías de Europa del Este y central.